Susa

LA PERLA DEL SAHEL

La tercera ciudad del país, Susa, la perla del Sahel, es muy antigua. Fundada por los cartagineses, Hadrumetum rápidamente se colocó en el tercer puesto de las ciudades púnicas, después de Cartago y Útica. En la época romana, fue durante algún tiempo la capital de la Bizacena, provincia romana constituida por el Sahel y la parte central de Túnez.

Al principio de la conquista árabe, fue el puerto de Kairuán. Hoy en día es la capital del Sahel tunecino. Es un centro industrial muy activo: cuenta con industria textil, industrias mecánicas y eléctricas, materiales de construcción… Constituye uno de los polos turísticos más importantes del país.

La medina

La medina es más bien de pequeñas dimensiones: una superficie de 32 hectáreas y un perímetro de 2.250 metros. Está delimitada por una fina muralla almenada. Sin embargo, la modestia de su superficie contrasta con la extremada diversidad de sus monumentos y la animación de sus zocos, que han conservado todo su encanto de antaño.

Las murallas tenían ocho puertas, de las que solo subsisten dos: la puerta de Kairuán, al sur, y Bab el Gharbi, al oeste. La "kasbah" Allí había una antigua fortaleza. Sin embargo, solo queda la alta torre de Khalef, de 30 metros, construida en el punto más elevado de las murallas. Servía como "manar" o torre para señales y más tarde se transformó en faro.

Desde allí hay una espléndida vista sobre la medina, con el "ribat" y la gran mezquita al nordeste. Los edificios actuales de la "kasbah" se construyeron alrededor de la torre de Khalef, entre los siglos IX y XIII.

El museo

El museo arqueológico está instalado en la "kasbah", en torno a dos jardines de un gran frescor. Presenta la segunda colección más importante de mosaicos de Túnez, después de la del Museo Nacional del Bardo.

Algunas partes son de una belleza sobrecogedora: "La cabeza de Medusa", con un decorado radiante de escamas que crea un precioso efecto óptico; el "Dios Océano"; "Saturno y las bacantes", una composición muy graciosa; "El triunfo de Baco", una composición magistral; "Zeus levantando a Ganímedes"; "Apolo y las musas"… El museo posee otras riquezas: esculturas, fragmentos de estatuas, estelas, exvotos, alfarería, figuritas de terracota…

El "ribat"

Monasterio fortificado que formaba parte de todo un dispositivo destinado a garantizar la protección del litoral. Los monjes soldado pasaban ahí su tiempo entre rezos y combates. Los "ribats" son sobre todo hogares religiosos muy activos.

Construido en el siglo XIII y ampliado más tarde, el "ribat" de Susa se restauró recientemente en las décadas de 1950 y 1960. Es una fortaleza cuadrada con torres semicilíndricas y una torre vigía. La entrada tiene forma de porche de planta cuadrada con columnas antiguas, capiteles y voladizos. Aquí puede encontrarse el prototipo de la bóveda con crucería ojival.

El monumento también presenta las salas de los guardas, la sala de rezos, celdas… La cima de la torre vigía es una excelente atalaya sobre el conjunto de la ciudad y sus alrededores.

La gran mezquita

Mezquita del siglo XI semejante a una fortaleza gracias a sus gruesos muros de piedra y sus grandes torres redondas. Al principio, tal vez fuera una "kasbah" para defender el puerto interior. Su patio está rodeado en tres lados por pórticos.

Otras mezquitas: la de Sidi Ali el Ammar, la de Bou Ftata…

"Zaouia" Zakkak

Este mausoleo está dominado por un minarete octogonal de la época turca.

Los zocos

En el zoco Er Rebaa, donde se venden telas, también pueden encontrarse "souvenirs". El paseo a través de sus estrechas callejuelas es muy agradable. Se prolonga por el zoco El Caïd, donde pueden contemplarse los talleres de los herreros. Dentro de la zona de los zocos se encuentra el café Kahouat el Koubba, en un edificio del siglo X u XI, con una sala cubierta por una cúpula y pequeñas columnas.

Justo al lado de los zocos está la cisterna de la Sofra, construcción subterránea cubierta con bóvedas de medio punto. De origen probablemente romano, se restauró en el siglo XI.

Las catacumbas

Constituidas por 240 galerías, se utilizaron del siglo II al V. Contienen aproximadamente 15.000 sepulturas en más de 5 kilómetros. Las tumbas, excavadas en las paredes, están superpuestas y cerradas por tejas o losas de mármol.

Susa

En la actualidad, Susa es, después de Túnez y Sfax, la tercera ciudad del país. Es la capital del Sahel, región de una muy antigua civilización campesina por la que se extiende el olivar más antiguo del país, puesto que los de Sfax y las demás regiones tunecinas son de creación más o menos reciente.

Situados a orillas del mar y a veces un poco retirados, los pueblos, que a menudo se han convertido en pequeñas ciudades, son muy numerosos. La gran densidad del área metropolitana es una de las características del Sahel de Susa.

Susa es una ciudad con múltiples funciones: capital regional, gran puerto pesquero y comercial, centro industrial muy dinámico, ciudad universitaria… Sus recursos naturales y el trabajo infatigable de los hombres garantizaron su prosperidad.

Éxito turístico

Susa tiene más atractivos: la suavidad del clima, una costa baja y arenosa donde abundan las playas bonitas, la proximidad con Túnez al norte y el aeropuerto internacional de Monastir, la riqueza de la región en monumentos del pasado…

Estos atributos permitieron a Susa y a su región añadir a todas sus actividades una nueva rama que muy rápidamente se desarrolló considerablemente: el sector turístico. La zona pasó a ser uno de los polos turísticos más importantes del país.

Aquí encontramos más de cien hoteles, más de la mitad de los cuales son de 4 y 5 estrellas. En esta zona está el Port el Kantaoui, que representa, para la hostelería tunecina, una innovación muy importante. Basado en un nuevo concepto, constituye el primer enclave turístico integrado de Túnez.

Realizado según un modelo arquitectónico que se inspira principalmente en el modo constructivo tradicional, ofrece todo lo necesario para una estancia de lo más agradable: golf, puerto deportivo, toda clase de comercios, numerosos bares, restaurantes que sirven una de las cocinas más refinadas, oficina de correos, comisaría de policía, farmacia…

Ofrece todo tipo de alojamiento: chalés de estilo morisco, bungalows, apartahoteles… En esa zona se prestó un interés particular a la animación. El Festival de Aoussou da lugar, cada año, a un desfile muy pintoresco. Es una celebración grandiosa a la que se unen tanto turistas como habitantes de la región.

El Aqua Palace es un centro de animación que atrae, con sus piscinas y sus equipamientos de juegos, a gran cantidad de personas. El Hannibal Parc es un centro con gran diversidad de atracciones.

En los alrededores, en Hergla, un karting funciona durante todo el año. Recientemente se ha creado un jardín botánico donde hay plantas y pájaros exóticos.

También se han creado otras actividades de ocio: Disconight, el espectáculo internacional de Boujaafar… Tienen muchísimo éxito.

El Festival del Olivo tiene lugar en Kalaa Kebira. Los restaurantes de todas las categorías son muy numerosos en toda la zona. Y las discotecas no son menos.

Y finalmente, la última novedad: Medina Ezzahra, a algunos kilómetros de Susa por la carretera de Kalaa Kebira, ofrece un espectáculo de luz y sonido que describe la historia de Túnez.