Gastronomía y recetas

EL ARTE CULINARIO TUNECINO

Al igual que los países de la cuenca mediterránea, la cocina tunecina utiliza el aceite de oliva, las especias y los tomates en gran cantidad, así como los productos pesqueros (gran surtido de pescados) y el ganado (cordero).

Extrae su inspiración de distintas fuentes, en particular: bereber, árabe, turca o italiana.

El plato estrella nacional es el cuscús. Con cordero, con pollo o con pescado, este plato típicamente tunecino es delicioso.

Entre las recetas a base de carne, el plato tunecino que más le sorprenderá es, sin duda alguna, el "melloukhia".

Para que sean esponjosos, los tajines y los asados deben cocerse a fuego lento durante horas. En el pasado, para considerarse perfectos, debían cocinarse sobre las brasas de un "canoune". También era habitual usar el mortero y la maja de cobre para machacar algunos ingredientes.

También disfrutará probando los "briks", al huevo, por ejemplo; si se preparan a mano, su sabor es mucho mejor.

Como en todos los países del Mediterráneo, la norma es el picoteo antes de la comida principal: un surtido de distintos entremeses apetitosos: pistachos, almendras tostadas saladas, caquis, aceitunas verdes y negras, pequeñas ensaladas locales, huevos de pescados (huevas)…

La repostería tunecina, a menudo con miel ("makrouds", "samsas", "baklavas", "gharaibas"…), suele contener frutos secos: dátiles, almendras o avellanas.

El cuadro sería incompleto si no se citara el famoso té a la menta y el café moro, con unas gotas de agua de azahar.

Brik al huevo

Un huevo por brik, cebollas, pimienta negra, perejil, sal, limón, aceite de freír.

Los dátiles

Frutos con muchas virtudes, los dátiles reinan en el desierto tunecino como tesoros innumerables.

Couscous à la viande d'agneau

Le couscous est un plat berbère originaire du Maghreb. Il est à base de semoule de blé dur.

Lablabi

Le Leblebi est un plat typique de Tunisie